• Divergente Fundación

Un power point, una copa y me lanzo al ruedo

Así describe Mauricio de 18 años (el participante más joven de la primera fiesta DTL) su experiencia.



Mauricio Restrepo - Primera versión de nuestra fiesta DTL

"Me preparaba para pasar una noche agradable donde si me tiraba la presentación o no lograba enganchar conversación con nadie diferente a Leidy, Cindy y Lud, almenos podía tomar fotos para documentar todo ya que me apasiona disparar y capturar lo que aveces el ojo se pierde por mirar y no observar.

Conocí a las personas antes mencionadas por una sesión de fotografía donde el objetivo era capturar su esencia para las redes de su fundación llamada Divergente y de su empresa Naiv. Fueron ellos los que me llevaron al evento y me abrieron el espacio para mostrar mi trabajo, ya que iban a exponer personas ya con experiencia en el ámbito empresarial, emprendedores, entre otros.


"Fué un evento bueno...una noche agradable como desde el principio tenía en mente".


Luego de mucho pensar, en la mañana del viernes confirmé asistencia e hice el power point en la tarde, no sabía ni qué poner en él para no parecer pretencioso, terminado el apoyo visual con gifs que me encantan y la letra en morado, estaba listo.

Me encontré con las chicas en San José, una iglesia en el centro de Medellín, y me llevaron al lugar del evento. Allí, luego de admirar que el sitio estaba compuesto de arte se comenzó con la logística... Bueno, ellas, yo observaba porque tengo cero experiencia con eventos de este tipo.

Se llegaron las 7:30pm y se dio inicio a las presentaciones, no quise ser el primero para observar la dinámica... Se tomaba un trago antes de empezar y comenzaba la cuenta regresiva, en 3 minutos la presentación debió concluir, de lo contrario se debe ingerir un trago más o los que sean necesarios hasta acabar teniendo en cuenta que cada copa equivale a un minuto más de exposición.

Pasaron varias presentaciones y mientras fotografiaba junto con Cindy, a la que le pasaba la cámara a ratos, tomé el valor. Ingerí el trago del amargo Ron de Caldas, que no estaba malo solo que es de lo que más fácil me emborracha en el mundo, y proseguí a contar quién soy y por qué soy una empresa, muchas personas estaban sorprendidas al explicarles que soy un comunicador social en formación y artista integral de 18 años, entre las cosas que les conté está la fotografía, la edición de imagen, el dibujo a carboncillo, el modelaje, entre otros.

Al terminar, luego de haberles mostrado mi arte, mis fotos y mi pasarela vinieron los comentarios, ya me sentía menos tenso, quizá porque no alcancé a terminar en el tiempo estimado y tuve que ingerir otro trago de Ron. Las personas me hicieron aportes muy hermosos, les gustó mucho mi arte y me aconsejaron darle un enfoque desde el lado económico, meterme de lleno en el campo de la fotografía y la edición de imagen, lo cual es válido; una mujer me aconsejó también el tener cuidado con mis tiempos y no dejar de lado el descanso, no “quemarme” tan rápido haciendo tantas cosas y llevar todo con calma. Todos los comentarios fueron relevantes, positivos y puedo apropiarme de ellos... Me recordaron que debo confiar más en mi arte y no subestimarme, por ser joven, la inexperiencia en el campo de lo empresarial o el autoestima porque hasta de bonito me trataron.

Fue un evento bueno, el cual recordar y del que saqué registro fotográfico en casi todo momento, una noche agradable como desde el principio tenía en mente.

Autor: Mauricio Restrepo

@maurorzt


#emprendimiento #autoempleo #arte #pitch #fiestadtl #divergentefundacion

0 vistas

© 2019 by Divergente Fundación

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Negro del icono de YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now